¿Cómo echar a un okupa de tu propia casa?

Aunque el fenómeno okupa en principio estaba únicamente sucediendo en grandes ciudades, la gran cantidad de desahucios que se han producido en los últimos años ha hecho que este fenómeno sea mucho mas habitual de lo deseado. Si te encuentras en esa tesitura o crees que alguna vez podría llegar a sucederte seguro que alguna vez te has preguntado ¿que puedo hacer para echar a un okupa de mi propia casa?

Teóricamente, la legislación vela por el propietario, lo cierto es que el dueño de la vivienda tiene poco margen de actuación en estos casos. A continuación, algunas claves sobre cómo actuar para solucionar el problema.

Denuncia cuanto antes: si han okupado su casa, lo primero que hay que hacer es presentar rápidamente una denuncia en comisaría. Esto permitirá a la policía personarse en su vivienda y si los okupas no han cambiado la cerradura todavía, echarles de allí.

Para ello, no es necesario acudir a la policía con ningún abogado ni presentar en ese instante las escrituras de la vivienda que prueben que es el propietario del piso. Aunque posteriormente se comprobará en primera instancia los agentes de policía acudirán a la casa para intentar solventar la situación.

Okupas-en-tu-casa

Si no han cambiado la cerradura, todavía el propietario puede tener esperanza de una solución rápida al problema, la policía podrá entrar y devolverle su casa. Si les pillan forzando la puerta y el destrozo no supera los 400 euros, no se les podrá acusar de ningún delito y sólo se les aplicará una falta.

En la actualidad el delito se esta profesionalizando y algunos okupas contratan a mafias organizadas para que les abran el piso que ellos han elegido, les cambien la cerradura y les entreguen las nuevas llaves en mano. Si esta te ha sucedido tu problema puede alargarse mas de lo que piensas.

Si vas a proceder a denunciar, es muy importante que puedas identificar a los okupas: en caso contario se alargará el proceso y la opción más recomendable para el propietario es interponer una demanda judicial por un delito de usurpación de su propiedad y esperar a que el juez emita una orden judicial de desalojo.

Aunque no suele ser lo habitual, si los okupas entran en la vivienda habitual del particular, estamos hablando de un delito de allanamiento de morada y se castiga con penas de prisión de hasta dos años. Lo Okupas suelen mirar de no incurrir en este delito.

Y por último, ¿quién paga los desperfectos y las costas del proceso? Para que la “broma” no te salga más cara, el experto recomienda que “una vez hayas echado a los okupas de tu casa, paralices el proceso. El motivo es que tras el largo proceso se declaren insolventes y al final no obtengas nunca ninguna compensación económica.

Existe otra posibilidad, otra opción a la estrictamente legal, aunque mucho más arriesgada es pagar con la misma moneda. De tal manera que deberías esperar con un cerrajero a que los okupas salgan de tu propiedad, cambiar otra vez la cerradura, quedarse en la casa y cuando estas personas intenten volver a entrar, denuncie que están intentando entrar a su vivienda.

Si tienes alguna duda acerca de la contratación de un seguro para tu vivienda o comunidad recuerda que en Communitas podemos ayudarte. Recuerda que en Communitas, además de todos los servicios relaciones con administrador de fincas también ofrecemos servicios inmobiliarios convirtiéndonos en una nueva inmobiliaria en Algeciras, no dudes en contactarnos para cualquiera de estos servicios.